Consejos para lograr un cuerpazo de verano

Escrito el: marzo 15, 2012
Comentarios
Añadir uno
0

 

 

El verano se anticipa y con estas temperaturas, antes de que lleguemos a la mitad de año ya estaremos en bermudas y camisetas por lo que suponemos que la operación bikini/verano debe empezar ya mismo, así que atrás quedaron las excusas…es hora de hacer algo y este plan empieza por la mesa.

Te damos algunos consejos que no debes dejar de lado a la hora de comenzar tu dieta:

 

 

 

1. El limón es un buen diurético y te ayuda a evitar la retención de líquidos, además aumenta la energía y te ayuda a limpiar toxinas y depurar el organismo, así que un vaso por la mañana viene ideal.

2. A la hora de ir al gimnasio, toma una fruta entre 10 y 15 minutos antes de empezar, puede ser una manzana, platano, la que puedas digerir mejor en poco tiempo porque vas a quitarle todas las vitaminas, energia y minerales para entrenar con más intensidad y quemar más grasa.

2. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en ácidos grasos porque te ayudan a quemar grasas y los puedes encontrar en alimentos como los pescados azules (arenques, sardinas, caballa, salmón, emperador, etc.) en las nueces y las semillas de lino.

3. A pesar de que creas que las infusiones o té son para momentos de relax, te ayudan a mejorar el metabolismo y favorece la perdida de peso. Te verde, rojo, manzanilla o el que prefieras pero incorporalo a tu vida diaria y verás resultados!

4. El hecho de que «estés a dieta» no significa que tengas que eliminar del todo las grasas o hidratos de carbono. La clave está en distribuirlos durante el día. En el desayuno debe haber cantidad de hidratos en frutas, cereales, panes… La comida debe ser equilibrada con pasta, arroz, patatas, legumbres y proteinas bajas en grasas como los pescados… En cambio la cena el hidrato que más puedes ingerir son unas verduras cocidas. Una buena ensalada siempre es buena opción.

5. Bebe agua. Es vital y clave para mantenerte hidratado.

6. ¿Ansiedad? Un yogurt entre comidas viene fenomenal. Cuando te apetezca algo dulce, quizás estes bajo en hipoglucemia y debes ingerir glucosa constante. Si te apetece salado, puedes estar deshidratado así que una limonada o agua sería perfecto.

Y por supuesto, esto no es un consejo, es un deber y es el ejercicio. Una ayuda muy importante es la comida pero se complementa con una buena rutina de ejercicios y no estar en el gimnasio no se puede convertir en excusa. Abdominales en casa o el footing son opciones reales de poder mantenerte activo.

 
El verano está a la vuelta de la esquina y estos resultados no se ven de un día para otro. Empieza cuanto antes para que luzcas los modelitos que quieras en poco tiempo!

Editar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 3,00 fuera de 5)
Cargando…

Deja tu comentario